ALBERGUES INFANTILES

Primer Aniversario

El 5 de junio del año 1.999 nació ALIN

Estamos, pues, a un año de aquella fecha inolvidable, de aquella reunión en la que cada uno expuso sus inquietudes y sus deseos de trabajar por los niños menos favorecidos. Y aquellas ideas cuajaron en este entrañable proyecto que ahora cumple su primer aniversario.

Desde entonces nos pusimos a trabajar, con calma pero sin pausas. Y empezamos nuestra labor tomando a nuestro cargo el Albergue de Loja, Ecuador, donde reciben cobijo, alimentación y educación 92 niños y niñas.

Hemos hecho un trecho del camino muy interesante y eficaz. El Diario de León se volcó en dar a conocer el nacimiento de nuestra ONG leonesa, con un extenso artículo sobre los objetivos, proyectos e ilusiones de ALBERGUES INFANTILES. Posteriormente Cristina Fanjul, periodista, nos llamó para una entrevista con niños de Sta. María del Páramo, entrevista que también salió publicada ampliamente en el citado periódico.

Poco a poco vamos dándonos a conocer. Hemos visitado varias empresas que se han interesado, sin que de momento hayamos llegado a ningún compromiso: Les gusta la idea, pero necesitan tiempo.

Creemos que, a nivel particular, nuestros amigos han respondido a esta apremiante llamada. El S.O.S. que en su día lanzamos ha sido escuchado generosamente. Nuestro plan de apadrinamientos ha sido bien acogido por personas con deseos de solidaridad. ALIN cuenta hoy con mas de 70 padrinos y con 12 benefactores. Y tenemos ya en perspectiva otros 25 padrinos y madrinas mas. Con este grupo confirmado podríamos adelantar que todos los niños ya tienen su padrino o madrina. Así, pues, el primer objetivo de ALIN está conseguido.

Nuestro siguiente proyecto, siempre en el Albergue de Loja, es montar talleres para esos muchachos y muchachas que llegan a los 14 años. Queremos que la labor emprendida no se quede truncada ahí. Por eso aspiramos a mantener a estos niños en el Albergue y enseñarles una profesión que les permita ver su futuro con ilusión, con alegría y con esperanza.

Y hemos elegido aquellas profesiones que consideramos más urgentes y más necesarias para aquellas zonas. Quisiéramos hacer unos talleres de agricultura, de producción de animales pequeños, de carpintería, de mecánica y de informática. Todo esto requiere la construcción de aulas y naves y el aprovisionamiento de las herramientas correspondientes.

¿Podremos cumplir estos planes en este segundo año?. Con la ayuda de cuantos sintáis estas inquietudes que nosotros deseamos transmitiros lo vamos a lograr. Aceptamos sugerencias, estamos abiertos a cuanto se nos facilite, anhelamos la colaboración de empresas que nos puedan echar una mano en esos talleres que hemos enumerado. O en otros campos que amablemente nos indiquéis.

En el primer artículo de prensa nos hacíamos una pregunta: ¿Ilusiones o sueños nostálgicos en el vacío del egoísmo colectivo? Después de un año podemos responder: NO. Hoy es una hermosa realidad, no un sueño nostálgico. Estos benefactores y padrinos han hecho posible que, durante este año, esos 92 niños y niñas tengan un hogar que remplace al suyo roto, un hogar donde reciben cariño y comprensión, alimento y vestido, cobijo y educación. Pensamos que, con vuestra amplia solidaridad y con vuestra desinteresada participación, habéis logrado que la sonrisa de los chavales sea gozosa y serena, que su niñez se convierta en una etapa de juego y aprendizaje.

Hoy, a estos padrinos y madrinas no necesitamos decirles que los niños y niñas se llaman Carlos, Roy o Nataly. Cada uno ya conoce el nombre de su apadrinado o apadrinada, ya conocéis su historia, ya habéis gozado con las entrañables cartitas o dibujos que os envían, etc.,etc. Esperamos y deseamos que vuestro noble ejemplo vaya prendiendo en tantos que pueden y sienten esa necesidad de colaborar en esta tarea tan entrañablemente humana. Os rogamos extendáis esta inquietud en vuestro entorno.

Para unirse a nuestro afan nada mas sencillo: poneos en contacto telefónico con nosotros o ver nuestra página en Internet. Los niños esperan vuestra atención para llenar sus ilusiones. Y nosotros os facilitaremos la fotografía del niño/a que vayáis a apadrinar.

Recordad que:

EDUCAR A UN NIÑO O NIÑA ES

SOLUCIONAR EL FUTURO DE UN HOGAR

Y ELEVAR EL NIVEL CULTURAL DE SU PAÍS

Última actualización: 03.09.2016